Teoría

Documentación y Recursos

¿Qué es la CMT?

CIUDAD_MOSAICO_TERRITORIAL, UN MODELO PARA INTERPRETAR E INTERVENIR EN LOS TERRITORIOS CONTEMPORÁNEOS

FUSIO DE CIUTATS

Fusión de ciudades y sus modelos de planificación © Xavier Matilla.

 
El proyecto de los territorios contemporáneos, un proyecto territorial renovado que fomente la contención urbana, la articulación de los fragmentos urbanos, y la adecuación de las distintas formas de ciudad en un nuevo sistema de organización, físico y funcional, que responsa a un modelo de “ciudad mosaico territorial”. Es decirm a una estructura al mismo tiempo morfológica y ambiental, que favorezca la adaptación mútua ecológica y la coevolución de los ecosistemas urbanos naturales en interacción, basada en un mosaico articulado de piezas urbanas y de la matriz biofísica del territorio equilibrado ambientalmente. Esta, se puede conseguir, de entrada, definiendo y construyendo límites en las ciudades, creando fronteras bien delimitadas entre lo urbano y lo rural, y en la potenciación de los valores de proximidad entre las necesidades de las personas y los dispositivos urbanos que facilitan los servicios: trabajo, ocio, salud y cultura. Y es necesario reutilizar, es decir, rehabilitar y reciclar los tejidos obsoletos o infrautilizados. Con criterios de un renovado urbanismo ambientalista que ha de preservar sine die los espacios de extrema calidad ambiental, y favorecer la superposición de usos y los espacios mixtos, tiene que articular los bordes. Es necesario proyectar y gestionar adecuadamente las zonas de transición urbana, gestionar la riqueza en biodiversidad de las piezas de gran calidad que formen parte de los mosaicos existentes en los espacios territoriales de escala regional, y recuperar la calidad de los márgenes en los perímetros y los intersticios metropolitanos.

Utilizando el paisaje como una herramienta de mediación social para la gestión de las transformaciones, ya que cuando proyectamos transformaciones territoriales nos damos cuenta que se abren nuevos paisajes. El proyecto del paisaje es pues una herramienta, una mediación cultural que facilita la visión crítica sobre el abuso del territorio y la definición de nuevos criterios de uso. Reciclar los territorios maltratados de las periferias metropolitanas supone generar una factoría de paisajes que, además de nuevas formas y espacios, permitirá que afloren nuevas actitudes éticas de los ciudadanos que los habitan. Todos queremos calidad de vida, y el paisaje donde vivimos es una pieza determinante para conseguirla.

Carles Llop Torné