Laboratoris

Doctorat

Presentació

L’assignatura Projectes en la Ciutat Mosaic Territorial forma part del programa del Màster Oficial de Recerca en Urbanisme de la UPC que dóna accés al Doctorat en Urbanisme de la UPC.
Sobre la base de temes i tòpics urbanístics rellevants en diferents territoris (proposats pel professor o escollits per l’alumne), el curs proposa una indagació sobre el projecte urbà i la intervenció a escala territorial en la metròpoli , la projectació en els territoris de la ciutat en explosió i de configuració morfològica múltiple. Treballant en forma de Seminari d’exploració i reconeixement de situacions territorials, s’analitzaran distintes propostes d’estratègies territorials, plans i projectes urbanístics, i altres instruments per abordar els temes rellevants de l’ordenació del territori i el projecte de ciutat contemporanis.

Professor responsable: Carles Llop Torné

 

Hablar de ciudad es penetrar en un universo epistemológico sin fin.
La ‘cuestión urbana’ y la construcción de la ciudad….

 

“Si bien el siglo recién terminado definió lo urbano en oposición a lo rural, quizás de ahora en adelante sea más decisiva una contraposición entre territorios conectados a los flujos globales y aquellos excluidos o desvinculados. Incluso en el interior de una misma ciudad vemos constituirse zonas o barrios conectados tecnológicamente y culturalmente al mundo global y áreas parcial o absolutamente marginadas. Ya no se trata de una ciudad lugar, incluso tampoco de una región urbana. El sentido espacial se va transformando mientras que los aspectos temporales, de comunicación, interacción e intermediación son cada vez más importantes. Lo que puede definir a una ciudad ya no es tanto el lugar donde está, sino cómo y con quien se relaciona. Es tan importante la intercomunicación de la economía, de las personas, de la cultura, etc., que va perdiendo sentido definir una ciudad solo por el lugar físico que ocupa.

La importancia de la contigüidad está siendo progresivamente complementada por la simultaneidad. Es, a menudo, más importante que las cosas sucedan próximas en el tiempo que ocurran una cerca de la otra. Se producen nuevas interconexiones a escala mundial, a escala de cambios globales, ahora más decisivos que los cambios locales. Hay áreas de la ciudad que presentan una interconexión e interdependencia con esos fenómenos mundiales mucho mayor que con el barrio contiguo. Por lo tanto, el concepto de ciudad, el concepto de lo urbano está sufriendo una mutación sumamente importante. Si buena parte de los problemas de la ciudad actual no se encuentran en las propias ciudades, sino que provendrán de decisiones y eventos alejados, las soluciones pueden escabullirse en la misma medida.

Incluso el concepto tradicional de ciudad es hoy ambiguo y difuso. Casi siempre en cada una hay, al menos, tres ciudades: la oficial (el territorio administrativo), la real (la ciudad física), y la virtual (el proyecto), como hay, de algún modo, tres tipos de ciudadanos: los residentes (los que duermen en ella, pagan los impuestos y votan), los productores-consumidores (los que trabajan, estudian o consumen servicios urbanos de forma legal o ilegal, formal o informal) y los visitantes (gente de paso, en asuntos de ocio o negocio). De todos y para todos, de algún modo, debiera ser la ciudad. Esa entidad que a la vez es lugar físico, social y político –territorio, población y gobierno- y que sufre cada vez más de una creciente fragmentación espacial, segregación social y de un progresivo debilitamiento del estado.” (Carlos García Pleyán, Diciembre 2003)